Archivo del Autor: David Arévalo

Las personas pueden educar personas


Juan Carlos conocía su dispositivo casi a la perfección (instalación del chip, configuración, ahorro de batería y megas, sistema operativo, capacidad de la memoria interna y RAM, megapíxeles de las fotos, sincronización de cuentas, etc., etc.) Sus compañeros en el colegio solían consultarle cuando tenían problemas con sus dispositivos, cuando querían hacer materiales para las clases o para crear preparaciones interactivas para las presentaciones con los padres de familia de los alumnos. En fin, Juan Carlos era un capo de la computación y de las matemáticas, que era la materia que dictaba en el colegio. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Educar a… Alejandro, María, José, Daniela, Arantza… o sea, personas


Al comenzar la jornada cada día en la escuela, nuestras miradas se entrecruzan con las de los alumnos que asisten a ella. Una vez en el aula, el maestro hace sus mejores esfuerzos para que la actividad que planificó para el dictado de su curso de ese momento se lleve a cabo a la par que el estudiante aprenda interiorizando la lección. Luego cambia la asignatura y también el profesor y se repite la faena hasta acabar la jornada escolar diaria y todos vuelven a sus hogares.

¿Esto resume la vida escolar? No, es el resumen de uno de sus aspectos. La vida de los chicos en la escuela es mucho más variada; ellos suelen darse cuenta. Esa descripción deja de lado los acontecimientos más importantes que se juegan cotidianamente en el colegio.

Lee el resto de esta entrada

El “core business” de la educación


Es un lugar común que al proponernos erigir nuevas instituciones educativas o hacer cambios sustanciales en las mismas, solemos ocuparnos de la misión, visión y luego revisamos los aspectos legales (licencias, autorizaciones de funcionamiento, certificado de defensa civil, ministerio de trabajo, etc.), infraestructura y equipamiento (planos, normas, presupuestos, mobiliario, equipos, etc.), pedagogía (plan de estudios, carteles de contenidos, proyecto curricular, diversificación, sílabos, útiles escolares, materiales, etc.), finanzas (costos de inversión, costos de funcionamiento, flujo de caja, punto de equilibrio, fuentes de financiamiento, etc.), administración (matrículas, pensiones, contratos, planillas, impuestos, procedimientos, registros, actas de notas, constancias, etc.), organización (organigramas, protocolos, manuales de funciones, etc.)

Parece ser que definiendo estos asuntos, el proyecto está completo y solamente faltaría proveer al equipo de la gente y los recursos para llevarlo a cabo. Sin embargo, quisiera proponer dos cuestiones: ¿tenemos clara cuál es la esencia de la actividad educativa? o, con otras palabras, ¿cuál es el core business de este sector económico? Y además, ¿por qué los padres de familia matricularían a sus hijos en este colegio y no en otro? Ciertamente hay diversas respuestas, como diversas son las instituciones educativas; no obstante, me permito ofrecer una reflexión al respecto. Lee el resto de esta entrada

Vacaciones… de los hijos


Cuando llega el verano y las vacaciones del colegio con él, también comienza una preocupación para los padres: ¿qué van a hacer en esos días? Muchos encuentran la respuesta en los cursos de verano que ofrecen diversas instituciones. Sin embargo, cada día tiene más tiempo que el que ofrece un curso de verano matutino… y que los chicos completen el tiempo viendo la tele o jugando videojuegos no es la mejor alternativa.fin-de-colegio-vacaciones-verano-cuentamesister

Opino que los padres primero deberían plantearse en qué son buenos sus hijos y qué cualidades le falta desarrollar porque así les conviene o porque han mostrado poco avance durante el año. De esto quedan claras las prioridades que requieren acciones para ser llevadas a la practica. Con esa información, hay que ver qué curso o taller necesitan mis hijos y también qué otras cosas pueden hacer en el tiempo libre.

Dicho eso, propongo -a los padres- un plan de acción: Lee el resto de esta entrada

Los números de 2015


Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2015 de este blog:

Aquí hay un extracto:

Un teleférico de San Francisco puede contener 60 personas. Este blog fue visto por 1.100 veces en 2015. Si el blog fue un teleférico, se necesitarían alrededor de 18 viajes para llevar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

Alfabetización digital


En nuestro país, cada vez hay más adolescentes que cuentan con un smartphone que les permite estar conectados con sus pares a través de las redes sociales y acceder a muchísima información mediante las páginas web. El creciente acceso a las tecnologías de la información y la comunicación en los hogares peruanos, ha permitido que el internet lidere las preferencias de los adolescentes en los ratos libres y los fines de semana (Arellano, 2013). Tanto en el hogar como en el colegio, los hábitos tecnológicos de los chicos evidencian su pertenencia a una generación que posee la comunicación digital como componente de su vida cotidiana, a diferencia de sus padres que a esa edad no tuvieron esa opción.

Lee el resto de esta entrada

Calidad educativa para las personas


La calidad educativa es una aspiración constante para las autoridades y para las familias que esperan un efectivo apoyo en la formación de sus hijos. En nuestro país, la creciente creación de instancias y procesos de “Acreditación” es una muestra de este compromiso. En ese sentido todas las previsiones son bienvenidas y por eso en las escuelas contamos con detallados planes, programaciones y presupuestos. Sin embargo, cabe llamar la atención sobre un factor antropológico que es neurálgico a todo el sistema educativo. Lee el resto de esta entrada

GAFE como soporte didáctico inclusivo


Las TIC pueden ayudar al alumno con discapacidad [activar subtítulos]:

Aunque requiere ciertas condiciones:

conds

Un ejemplo de adopción corporativa:

GAFE Santa Margarita

Autonomía en la educación


Diario ElComercio.pe

Recientemente, hemos sabido en nuestro país del caso de unos bomberos que ingresaron al incendio para verificar que no hayan personas dentro pero que fueron repelidos por la explosión de un balón de gas. Hemos visto las imágenes del comandante y sus compañeros que heroicamente ingresaron y heroicamente se ayudaron a salir del fuego.

Eso me ha hecho pensar en la frecuencia con que el logro de la autonomía se señala como prioridad para los procesos educativos y como medio para ello se alude a reducir gradualmente los controles externos al alumno a fin que este -libre de condicionamientos extrínsecos- pueda hacer las cosas por sí mismo. Lee el resto de esta entrada

Trabajo y felicidad


Hace poco descubrí un libro precioso en la biblioteca de mi colegio. Se trata del libro “El elemento” de Sir Ken Robinson.
No pretendo reseñarlo aunque sí aprovecho esta tribuna para comentarlo y recomendarlo.
Podría decir que este texto es una invitación a evaluar si somos felices y hacemos felices a los demás con nuestro trabajo ya que relaciona las variables profesión, talentos y felicidad.
Con la ayuda de innumerables ejemplos de personas destacadas, el autor nos reta a considerar si hemos hallado y apreciado nuestro “elemento”, es decir, los propios talentos y si les estamos sacando todo el provecho que se puede, ya que cuando los descubrimos y aprovechamos las cosas se vuelven más fáciles y nuestra creatividad se dispara: como cada persona es única, ellos nos permiten hacer la diferencia dondequiera que estemos y su crecimiento parece no parar nunca.
En estas líneas se nos invita a pensar de forma diferente ya que a diferencia de los prejuicios o estereotipos vigentes, más que carreras de futuro, hay hombres de futuro. De ahí que para elegir la profesión y el empleo haya que tener en cuenta el conocimiento de los propios talentos.
Poco a poco, Robinson desvela ante el lector los entresijos de esta manera de enfocar la vida y el trabajo. Va desde el cambio de mentalidad hasta la necesidad de encontrarse con otros como uno, con talentos e intereses similares (“la tribu”). De fondo, reitera la importancia de conocerse a uno mismo para identificar en qué somos buenos y tener la valentía de hacer las cosas con esperanza en que nuestro talento puede llevarnos lejos.
De paso, y muy a su estilo, hace una crítica a la versión impersonal de los sistemas educativos vigentes que, al masificar a sus estudiantes no ayudan al autoconocimiento de los talentos y acaban ahogándolos con multitud de cosas políticamente correctas.

A %d blogueros les gusta esto: