Archivo de la categoría: Peliculas

Matrimonio y educación


La familia es el principal aliado de la escuela, escucho a veces. Pero sostener esto es un error; la cuestión es al revés.

La escuela ayuda y apoya a los padres en su misión y proyecto de formar y preparar para la vida adulta a sus hijos. Por eso, cuando la familia falla el impacto negativo es inmediato en el niño o adolescente y… en la escuela. Los educadores conocen esta realidad y por eso saben que tiene mucho sentido fomentar la estabilidad familiar.

En la película “Out of time” (2003), estelarizada por Denzel Washington y Eva Mendes, se nos presenta un caso de cómo se estropea la propia vida cuando se rompe el matrimonio.

La película nos muestra a un Comisario que rompe con todos sus códigos de conducta (se lía con una señora casada, roba el dinero incautado, miente, asesina…) pero con la prudente ayuda de su esposa, retoma el orden y vuelve a ser feliz, con ella, aunque se quede sin dinero…

Anuncios

Ray Bradbury y los encarcelados


Entrevista para Quo A a Ray Bradbury (extracto):

Periodista: [En el 2025]: ¿Se reducirán el crimen y la violencia, entonces?

Ray B.: Tienen que reducirse. Aunque no se puede predecir, hay que prevenirlo.

Periodista: ¿Cómo?

Ray B.: Con educación. La educación lo es todo. Como te dije antes, los convictos no están educados. ¿Qué sentido tiene una prisión si no es una universidad?

Una madre que no culpó a su hijo


El año 2005 vio la luz la película “North country” protagonizada por Charlize Theron. Este filme daba cuenta del primer triunfo de una demanda por acoso sexual en una fábrica de minas en EEUU.

En la película, un diálogo entre la protagonista y su hijo que se acaba de enterar que es fruto de una violación (Click on “cc” to see english translation):

Aquel día, lo que me hizo ese hombre…
…me cambió completamente. (…)

Yo era una niña violada,
y tú eras esa…
cosita…
…que no dejaba de recordármelo. (…)

Una noche…
…estaba tumbada en la cama…
…y te moviste dentro de mí…
…igual que si fueras una diminuta mariposa revoloteando.

En ese instante entendí…,
tuve claro…

Que tú no eras suyo. 
Que eras mi hijo.
Eras mi bebé. (…)

Que tú no tuviste la culpa de ese hecho horrible. (…)

Y que no hay nada en este mundo 
que yo no haría para ser tu madre.

Gigantes de acero (Real Steel)


Viendo la película tan bien protagonizada por Hugh Jackman, pienso que la trama tiene por fondo la historia de dos personas (Charlie y Max) cuyas vidas se ven confrontadas por una oportunidad de ser mejores que como son y superar los errores del pasado.

Pienso que esta situación es frecuente en la vida: la toma de decisiones. Algunas decisiones nos hacen peores y eso está muy bien representado en la puesta en escena de un Charlie “acabado” y mediocre pero que antes fue una estrella; sin embargo, nuestra vida sigue su dinamismo y por ello el protagonista es confrontado por la novedad más radical que puede haber (Hannah Arendt comentando a San Agustín): un hijo (Max), que está comenzando a tomar sus decisiones.

Fruto de esta coyuntura y de las bellas personas que les rodean tanto a Charlie como a Max, ambos deberán tener valentía y llegar mucho más lejos que donde estaban al comienzo. Mientras se realiza este avance y en la medida en que Charlie lo asume, se le nota como más feliz, más seguro, más firme, más padre para su hijo.

Me pregunto si a pesar de la rutina de la vida cotidiana, logramos detectar las oportunidades que se presentan para ir más allá de donde nos encontramos, para ser mejores que como somos y ser más felices.

Parte de la vida humana se juega en ello, me parece.

Detrás de la pizarra/ Beyond the blackboard

A %d blogueros les gusta esto: