Archivo del sitio

¿Construcción o Formación?


Imaginemos un carpintero trabajando: Separa la madera, los clavos, el pegamento, la pintura, escoge las herramientas, revisa minuciosamente el diseño del mueble a fabricar… Marca, corta, pega, cepilla, lija, pinta… Y tenemos una mesa, por ejemplo.
Pensemos en un alumno aprendiendo historia: Saca de la mochila lápiz, cuaderno, libro… Se acomoda en su asiento, escucha, pregunta, escribe y… nada más.

En el primer caso, el carpintero está construyendo una mesa, en el segundo caso el alumno está conociendo algún momento de la historia. En ambos casos son seres humanos haciendo algo. Unas actividades son transitivas (culminan en algo externo al sujeto), y otras actividades son inmanentes (sus resultados permanecen en el sujeto).

Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Educar a los hombres no es como llenar un vaso, es como encender una hoguera (Aristófanes)


En este video, el profesor Ken Robinson pone de manifiesto los orígenes del “sistema” educativo que con ciertas variaciones, todavía se mantiene vigente en nuestra sociedad.

¿Acaso nuestra manera de comprender la educación comparte estos supuestos que a fin de cuentas, nos presenta a un estudiante- máquina? Un individuo que -con los debidos ingredientes (“correcta” conducta, tareas cumplidas, lecturas homogéneas, uniforme pulcro, libros, cuadernos, buenas notas, deporte, puntualidad, etc., etc.) deba darnos un resultado medible y cuantificable. En otras palabras, ¿basta con el input para establecer un output previsible en las personas?

Pienso que al comprender mejor a los protagonistas del acontecimiento educativo en la escuela, esto es, los alumnos y los maestros, podríamos ubicarnos mejor ante esa desafiante y arriesgada actividad que pivota en gran medida en el intangible factor de la libertad.

Con ello aclarado entonces es más fácil determinar los fines: ayudar a crecer a las personas en lo que les es más propio (desarrollar sus facultades, encontrar el destino que a cada le ha tocado en la vida, etc.).

A su vez, esclareciendo los fines, los medios (currículo, materiales, infraestructura, normas) cobran un sentido más potente y se colocan al servicio de las personas.

En fin, sobre esto hay todavía mucho que profundizar, pero repito: cada persona es mucho más que lo que conocemos de ella y puede llegar mucho más -también mucho menos- lejos de las condiciones en que se encuentra.

A %d blogueros les gusta esto: