Archivo del sitio

Una madre que no culpó a su hijo


El año 2005 vio la luz la película “North country” protagonizada por Charlize Theron. Este filme daba cuenta del primer triunfo de una demanda por acoso sexual en una fábrica de minas en EEUU.

En la película, un diálogo entre la protagonista y su hijo que se acaba de enterar que es fruto de una violación (Click on “cc” to see english translation):

Aquel día, lo que me hizo ese hombre…
…me cambió completamente. (…)

Yo era una niña violada,
y tú eras esa…
cosita…
…que no dejaba de recordármelo. (…)

Una noche…
…estaba tumbada en la cama…
…y te moviste dentro de mí…
…igual que si fueras una diminuta mariposa revoloteando.

En ese instante entendí…,
tuve claro…

Que tú no eras suyo. 
Que eras mi hijo.
Eras mi bebé. (…)

Que tú no tuviste la culpa de ese hecho horrible. (…)

Y que no hay nada en este mundo 
que yo no haría para ser tu madre.

Tim Tebow: no quiseron abortarlo


Para ver los subtítulos en castellano, click en “cc” que está al pie del vídeo.

Copio algunos párrafos de Rafa Cervera en ReligionenLibertad.com :

Para definir a Tim Tebow nos tenemos que remontar hasta la etapa de su gestación, cuando se encontraba en el vientre de su madre, Pamela, hace casi 25 años. Tim, el quinto de cinco hermanos, puede definirse perfectamente como niño milagro. Su nacimiento y el que no viniera al mundo con ninguna enfermedad son pruebas clarísimas de que Dios tenía ya un plan para él.

Estando Pamela embarazada de Tim, contrajo en Filipinas, donde trabajaba como misionera con su marido, Robert, y sus demás hijos, una grave enfermedad infecciosa que podía ser mortal. Los doctores le recomendaron que abortara, pero ella se mantuvo firme y, a pesar de que su vida corría peligro, siguió adelante con el embarazo y tuvo a Tim.

La historia de Tim fue explicada en un anuncio del Super Bowl, el programa deportivo con más audiencia anual en la televisión de los Estados Unidos, en febrero del 2010.

Pamela y Tim protagonizaron un spot que muchas asociaciones proabortistas quisieron censurar. La CBS, cadena que lo emitió, no dudó en afirmar: “quien esté en contra de este anuncio, es simplemente porque seguro no lo ha visto”. La declaración de la CBS se tornó en realidad, pues el spot no hablaba contra nada; era un canto a la vida y a la maternidad.

A %d blogueros les gusta esto: