Archivo del sitio

Educar a… Alejandro, María, José, Daniela, Arantza… o sea, personas


Al comenzar la jornada cada día en la escuela, nuestras miradas se entrecruzan con las de los alumnos que asisten a ella. Una vez en el aula, el maestro hace sus mejores esfuerzos para que la actividad que planificó para el dictado de su curso de ese momento se lleve a cabo a la par que el estudiante aprenda interiorizando la lección. Luego cambia la asignatura y también el profesor y se repite la faena hasta acabar la jornada escolar diaria y todos vuelven a sus hogares.

¿Esto resume la vida escolar? No, es el resumen de uno de sus aspectos. La vida de los chicos en la escuela es mucho más variada; ellos suelen darse cuenta. Esa descripción deja de lado los acontecimientos más importantes que se juegan cotidianamente en el colegio.

Lee el resto de esta entrada

Calidad educativa para las personas


La calidad educativa es una aspiración constante para las autoridades y para las familias que esperan un efectivo apoyo en la formación de sus hijos. En nuestro país, la creciente creación de instancias y procesos de “Acreditación” es una muestra de este compromiso. En ese sentido todas las previsiones son bienvenidas y por eso en las escuelas contamos con detallados planes, programaciones y presupuestos. Sin embargo, cabe llamar la atención sobre un factor antropológico que es neurálgico a todo el sistema educativo. Lee el resto de esta entrada

Autonomía en la educación


Diario ElComercio.pe

Recientemente, hemos sabido en nuestro país del caso de unos bomberos que ingresaron al incendio para verificar que no hayan personas dentro pero que fueron repelidos por la explosión de un balón de gas. Hemos visto las imágenes del comandante y sus compañeros que heroicamente ingresaron y heroicamente se ayudaron a salir del fuego.

Eso me ha hecho pensar en la frecuencia con que el logro de la autonomía se señala como prioridad para los procesos educativos y como medio para ello se alude a reducir gradualmente los controles externos al alumno a fin que este -libre de condicionamientos extrínsecos- pueda hacer las cosas por sí mismo. Lee el resto de esta entrada

¿Construcción o Formación?


Imaginemos un carpintero trabajando: Separa la madera, los clavos, el pegamento, la pintura, escoge las herramientas, revisa minuciosamente el diseño del mueble a fabricar… Marca, corta, pega, cepilla, lija, pinta… Y tenemos una mesa, por ejemplo.
Pensemos en un alumno aprendiendo historia: Saca de la mochila lápiz, cuaderno, libro… Se acomoda en su asiento, escucha, pregunta, escribe y… nada más.

En el primer caso, el carpintero está construyendo una mesa, en el segundo caso el alumno está conociendo algún momento de la historia. En ambos casos son seres humanos haciendo algo. Unas actividades son transitivas (culminan en algo externo al sujeto), y otras actividades son inmanentes (sus resultados permanecen en el sujeto).

Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: